×

NOTICIAS

Fragomeno, Arevalo y Mesa esclavizan a 12 trabajadores del Hospital de Quilmes

Al menos 12 trabajadores del Hospital de Quilmes se encuentran bajo un régimen de esclavitud, cumpliendo tareas por un plato de comida en  la cocina del nosocomio.

Como en la época de los esclavos donde los patrones le daban a los seres humanos a los que sometían un plato de arroz o legumbres para que cultivaran sus campos o realizaran tareas domésticas; el director del Hospital, Juan Fragomeno; el secretario general de ATE Quilmes, Claudio Arevalo, y el dirigente gremial Raúl Mesa; someten ellos también a un grupo de personas quienes desde marzo y abril de este año; van a trabajar en el servicio de limpieza SIN RECIBIR SALARIOS.

Fueron los dirigentes de ATE quienes los convocaron con la promesa de un contrato provincial y el posterior pase a la planta permanente.

Todos los meses Mesa –quien si logró que su hijo Maximiliano  tuviese la efectividad laboral cuando ni siquiera prestaba servicios debido al COVID- les promete que el mes que viene llega el contrato que nunca llega.

La última mentira fue en octubre, durante un asado en el camping de ATE; en el que estuvo presente el secretario general del gremio a nivel provincia, Oscar De Isasi. Ante la bronca de estos trabajadores, Mesa –frente a Claudio Arevalo- les dijo textualmente “día lunes empezaban a trabajar 6 horas y el día miércoles firmaban el contrato”.

Pasaron los lunes y los miércoles de octubre, noviembre y lo que va de diciembre y nadie les avisó de ningún contrato.

Fragomento cómplice

Varios de estos trabajadores esclavizados le han preguntado por su situación al director del hospital, Juan Fragomeno; a quienes le han comentado la situación que atraviesan. En todos los casos el cuestionado director del “Iriarte”, se ha hecho el desentendido: ha responsabilizado al Ministerio de Salud de la provincia y/o a la intendente Mayra Mendoza; pero siempre les ha recomendado “consultar a ATE”.

Mientras tanto los nuevos esclavos limpian el Hospital en plena pandemia. Desde octubre incluso lo hacen en los quirófanos donde recogen sangre y material orgánico que no ha sido retirado cuando se procede a una operación.

Lo hacen sin tener una ART que les asegure cubrir sinistros laborales a los que están expuestos y sin obra social que los atienda en caso de contraer una enfermedad. Para el Estado ellos no son trabajadores.

“Sabes que es tanta la bronca que tengo. (……..)está muy mal porque  le mintió un montón de tiempo. Voy a esperar hasta fin de diciembre porque Marcela España  me dijo que  ella escucho hablar a Raúl (Mesa) que  el contrato viene en enero;  y sino voy a denunciarlo. Voy a llamar a la televisión. Voy a hacer quilombo; y  no me importa se me echan del trabajo porque se juega con la necesidad ajena” –dice uno de los tantos mensajes de WhassApp que se enviaron los damnificados

España es calificada por el personal como una “alcahueta de Arevalo y Mesa”, por eso muchos creen que repite esta historia de “lo escuché hablar” para seguir manteniendo la mentira de sus jefes y retener a los trabajadores en condición de esclavitud hasta que se pueda; máxime cuando todo el mundo en el hospital sabe que a principios del año próximo; habrá un recambio de autoridades

Esclavos y acomodados

Pero mientras estos 12 trabajadores siguen limpiando pisos y lavando baños por un  plato de comida al día; los hijos, amantes y amigos de los gremialistas de ATE cobran sin trabajar.

Se trata de 19 cargos conseguidos a mediados del año anterior, cuando recrudecí la pandemia. La gran mayoría de esos “trabajadores” fueron designados pero no concurrían a prestar tarea dado que no eran esenciales. Cobraban y no trabajaban  (ver http://quilmesahora.com.ar/2021/07/14/mientras-el-hospital-iriarte-se-cae-a-pedazos-ate-festeja-por-sus-acomodados/ )

Desde que la actual conducción de ATE se apropió fraudulentamente del manejo gremial del nosocomio, la inmensa mayoría de los empleados se desafilió del sindicato.

Arevalo ordenó remover a todos los delegados que habían sido electos en 2015 pero no le respondía. Fraguó una elección que fue declarada fraudulenta por el Ministerio de Trabajo; y luego impugno a los candidatos de la oposición Por eso hoy ATE es minoría entre los trabajadores del Hospital Iriarte.

Pese a eso, el director Juan Fragomeno; pactó con los corruptos dirigentes del gremio una suerte de “acuerdo de paz”. En plena pandemia Arevalo y Mesa –con actitudes y amenazas coercitivas- lograron nombramientos, licencias y beneficios varios como ir a trabajar “de vez en cuando” a cambio de no hacer paros ni otro tipo de medidas de fuerza.

Días antes habían denunciado que –en plena pandemia- faltaban medicamentos, barbijos y hasta alcohol. Fue el prolegómeno del miedo entre los directivos y terminó forzando el pacto impune; que dejó sin defensa gremial a médicos, enfermeros y empleados; quienes tuvieron que salir a defender sus derechos en la más absoluta soledad (ver http://quilmesahora.com.ar/2021/07/14/mientras-el-hospital-iriarte-se-cae-a-pedazos-ate-festeja-por-sus-acomodados/ )

Hoy el pacto impune escaló un paso más: Para mantener a los vagos que al amparo de ATE no trabajan y a veces ni siquiera concurren a trabajar; Fragomeno, Arevalo y Mesa han hecho retroceder a 12 seres humanos a la degradación laboral que regía antes de la independencia argentina: La esclavitud de trabajar por un mísero plato de comida.

Join the discussion

There are no comments yet. Be the first to comment.
Leave a Reply

no content!