NOTICIAS

Renunció Bratti como director del Cementerio Municipal

Finalmente, y envuelto en el escándalo de corrupción que derivó en una denuncia penal del propio Municipio por la malversación de caudales públicos y la estafa a contribuyentes; el director del Cementerio Municipal, Lus Bratti; dejó esta mañana su cargo.

Bratti venía resistiendo la presentación de la renuncia, aunque existen elementos más que contundentes respecto a su vinculación con la maniobra, que le ha costado a las arcas municipales unos 10 a 12 millones de pesos.

El viernes, cuando la noticia sobre la denuncia penal y otros ilícitos como el robo de bronce y las maniobras para quedarse con las bóvedas habían llegado a los medio; desde el gobierno de Mayra Mendoza le habían hecho llegar el pedido. En la mañana de este martes fue más contundente: le dijeron que le iban a aceptar la renuncia aunque no la presentaba.

Su asistente Mercedes, a quien muchos en el Cementerio señalan como partícipe de la maniobra; comenzó a despedirse de sus ex compañeros, prometiendo solapadamente alguna suerte de venganza.

Ejemplo de “coherencia” (o algo así)

Bratti es todo lo que un ciudadano desprecia de un político. A lo largo de su vida ha pasado por varios partidos políticos argentinos, buscando conchabos que le permitiesen vivir de la política y tal vez “pellizcar” alguna que otra migaja no tan bien habida.

Antes de 2003 era cercano al dirigente radical Rito Basualdo, quien ese año era uno de los impulsores de Ricardo López Murphy en Quilmes por el PRO.

Militó en ese partido varios años aunque sin éxito. Probó suerte en 2009 con Francisco De Narvaez, y tampoco pudo “mojar el pancito en la salsa”. Fue así que volvió al “redil amarillo”, donde logró ser concejal, aunque sus votos estuvieron siempre en sintonía con los designios de Francisco “Ali Barba” Gutiérrez; quien en un acuerdo miserable, lo hizo Defensor del Pueblo, cargo desde donde cajoneó todas las presentaciones vecinales que afectaban al gobierno.

En 2015 se sumó al armado de Ali Barbá y cayó derrotado junto procesado ex intendente. El desierto político lo llevó al desierto puntano donde logró unos pesos de Rodríguez Saa para promover en Quilmes el llamado “Frente Patriótico”. Cuando el sueño presidencial del amante de Esther “La Turca” Sesín, en el hotel “Y… no C”; se desvaneció logró conseguir que Unión por la Patria lo dejara competir en las PASO del 2019 donde cosechó una miserable cantidad de votos, pero que le permitieron ser convocado por la intendente Mayra Mendoza, para ocupar terceras líneas del gabinete; no sin antes intentar usurpar un club de fútbol infantil de Quilmes Oeste (ver https://quilmes-ahora.blogspot.com/2019/03/el-ex-concejal-luis-bratti-incentivo-la.html )

Primero en Seguridad, luego en Servicios Públicos y finalmente en el Cementerio Municipal. Su gestión nunca generó ni un mísero comentario público; pero en términos económicos fue suficiente para comprarse una camioneta de 45 mil dólares

Ahora restará saber si el Partido Obrero le abre la puerta, o la justicia consigue que le cierren otra