×

NOTICIAS

Críticas a Arevalo (ATE) por “escaparle al conflicto de los municipales”

Varios empleados municipales vienen expresando en redes sociales el descontento con la actitud del secretario general de ATE Quilmes, Claudio Arévalo; por la tenue y escasa defensa de las 17 mujeres a quienes el gobierno municipal no le renovó el contrato laboral.

Algunos de los posteos indican, por ejemplo: “Aparición con vida de Arévalo”, otros apuntan a sospechas de acuerdos espurios con la gestión: “¿Cuanto cobraste Arevalo?”.

“Poné la cara rata”, “Hacete cargo de las compañeras”, son algunos de los comentarios que aparecen en Facebook, Instagam o Twitter sobre el dirigente quilmeño.

La gota que colmó el vaso fue un comunicado del sindicato negando la autoría de un pasacalle que se colocó frente a la Municipalidad de Quilmes en día que las ex trabajadoras hacían una radio abierta pidiendo su reincorporación.

“Intendenta: las trabajadoras municipales somos solidarias; séalo usted reincorporando a las trabajadoras despedidas” –decía el cartel.

Nada ofensivo, nada que pudiese censurarse. Sin embargo Arévalo salió rápidamente a través de algunos medios que su sindicato financia. “Nosotros no hicimos ese pasacalle. Nos sorprendió verlo cuando vinimos esta mañana a hacer nuestro reclamo para que reincorporen a las trabajadoras despedidas” –mandó decir el secretario general de ATE.

Este martes durante la sesión del Concejo Deliberante, una de las ex trabajadoras se paró y reclamó a los concejales que intercedieran ante el Ejecutivo para conseguir la reincorporación. Mientras la mujer, nerviosa e incómoda, trataba de llamar la atención de los ediles; Arévalo se escondía detrás de la puerta de ingreso al recinto como si temiese que detectaran su presencia. Luego, cuando algunos concejales se reunieron con las ex trabajadoras en la sala de comisiones del Deliberante, el gremialista no hizo acto de presencia.

Pero lo que más indignó no sólo a los –y sobre todo las- afiliadas a ATE fue la actitud de Arévalo de “valorar” un gesto de la intendenta Mayra Mendoza; quien al ingresar al edificio municipal, saludó a las ex trabajadoras; como habitualmente lo hace con el resto de los vecinos y empleados.

El gremialista dijo que “es un gesto digno de valorar” y en las redes las mujeres compararon la actitud con las víctimas de maltrato de género. “Me pega porque me quiere”, comparó algún posteo contra el gremialista, que por mucho menos en el pasado organizaba cortes de calles, piquetes y violentas movilizaciones; pero que ahora tiene actitudes pusilánimes.

Por eso cobra vuelo las sospechas de arreglos como los que tuvo en el pasado con las autoridades del Consejo Escolar, donde consiguió colocar en planta permanente a sus hijos y a los de otros integrantes de la comisión directiva a cambio de no generar paros o medidas de fuerza.

Claro que Arevalo no está sólo en esta actitud claudicante de ATE. El gremio que decía ser combativo; se ha callado la boca frente a los 417 despidos que Aníbal Fernández realizó en Yacimientos de Río Turbio; o la entrega de una distinción al dictador venezolano, Nicolas Maduro; que prohibió la existencia de sindicatos estatales en ese país.

Join the discussion

There are no comments yet. Be the first to comment.
Leave a Reply

no content!